¿Quieres hacer una narración? esto es lo que debes tener en cuenta

Una de las cosas más importantes cuando quieres escribir, es definir el tipo de escrito que quieres hacer. A continuación te presento algunos aspectos que Maria Fernanda Chaparro en su libro “El Arte de Escribir” considera debes tener en cuenta para hacer una narración:

  1. Narrar es contar, cómo cuando le cuentas a un amigo como fue el evento en que estuviste el día anterior.
  2. Narrar es relatar en orden un suceso, y en un suceso siempre hay movimiento, por eso en la narración siempre hay movimiento. En una narración el tiempo avanza, aunque sea mínimo y las acciones son el eje de lo que se escribe.
  3. Narrar es lograr que el lector vea lo que ocurre. Por esta razón no siempre es importante dar los mínimos detalles, sino seleccionar los hechos que consideras adecuados para explicar de mejor manera lo que ocurrió, escribiendo de forma fluida.
  4. La narración permite que la historia se desarrolle y hace que el lector logre sentirse dentro de ella. Por ejemplo, el siguiente fragmento del cuento “Los Geniecillos holgazanes”

owl-158411_1280

Erase unos duendecillos que vivían en un lindo bosque. Su casita pudo haber sido un primor, si se hubieran ocupado de limpiarla. Pero como eran tan holgazanes la suciedad la hacía inhabitable.
-Un día se les apareció la Reina de las hadas y les dijo:
Voy a mandaros a la bruja gruñona para que cuide de vuestra casa. Desde luego no os resultará simpática…

Espero que este post te haya sido de utilidad. Te invito a dejar tus comentarios. Si quieres que escriba sobre algún tema específico o tienes alguna pregunta déjala en los comentarios y con gusto la responderé.

ENSEÑAR ORTOGRAFÍA A LOS NIÑOS Y A LAS NIÑAS CREATIVAMENTE

Algo fundamental en el aprendizaje lecto-escritor, es el manejo de la ortografía y la gramática.

Este es uno de los aspectos más difíciles de encontrar hoy en día, en el proceso escritor de los niños y las niñas, pues cada vez se da menos importancia a la ortografía y la comunicación por las redes sociales se realiza de manera abreviada y poco convencional.

De esta manera los niños van adquiriendo hábitos de escritura que maltratan el español y no les permite enriquecer su lenguaje oral y escrito.

Este es uno de los aspectos que se deben trabajar, incluso desde la primera infancia, para esto se han desarrollado múltiples y creativas estrategias. Entre ellas la creación de cuentos e historias, en las que los niños de manera divertida pueden entrar al mundo de las letras, la ortografía y desarrollar mejores competencias lecto-escritoras.

Se trata de construir historias que se alimenten desde la cotidianidad de los niños y las niñas, que les permitan relacionarse, asociar, establecer similitudes, diferencias; de esta manera, visualizan palabras en diferentes contextos y juegan con ellas, familiarizándose cada vez más con el lenguaje escrito. En el siguiente link, encontraran una valiosa herramienta, que ayuda a los niños y niñas a entrar y permanecer creativamente en este proceso. El libro es de la autora María Valenzuela y ha tenido muy buenos comentarios sobre las actividades que ofrece.

CUENTOS PARA APRENDER ORTOGRAFÍA – ESTUCHE 

EL REFUERZO POSITIVO PARA ESTIMULAR LA ESCRITURA EN PRIMERA INFANCIA

Uno de los aspectos más importantes en los procesos de aprendizaje de los niños y niñas en la primera infancia, es el desarrollo de las competencias lecto-escritoras, con esto no sólo me refiero al aprendizaje cognitivo, sino a la motivación y el gusto que los  y niñas deben experimentar en este recorrido.

Aún más importante que el garrapateo y la escritura de palabras y frases con sentido, se encuentra el significado que la comunicación oral y escrita tienen para los niños y las niñas; por esta razón es de vital importancia la construcción emocional frente a la lectura y la escritura.

Un niño que no se refuerza adecuadamente en el aprendizaje, puede experimentar dificultades para desarrollar adecuadamente sus competencias para leer y escribir.

Los docentes, padres de familia y/o cuidadores son claves en este proceso, pues son las personas que generalmente acompañan a los niños y las niñas, condicionando el aprendizaje. La pregunta es ¿Cómo puedo reforzar positivamente a hijos, hijas, estudiantes en su proceso de aprendizaje?

Lo primero que hay que saber, es que según la teoría E-R que explica cómo y porqué se aprenden conductas, se habla de condicionamiento operante o instrumental, proceso en el cuál una acción o una conducta, seguida de un estímulo reforzador, se consolida, aumentando así la posibilidad que se repita.  Existen dos tipos de refuerzo: positivo y negativo. Un refuerzo positivo es una recompensa, esto aumenta la probabilidad de que la conducta recompensada se repita. Un refuerzo negativo es el acto de retener o suprimir un acontecimiento no deseado, lo que a su vez aumenta la probabilidad de que el acto anterior se repita.

Un ejemplo de reforzamiento positivo es: “José, un niño de seis años, escribió correctamente su nombre en letras de molde por primera vez. El profesor le dio un dulce”. Este constituye una recompensa por desarrollar una conducta nueva.

Otro ejemplo es: “Ricardo, cuya escritura suele ser ilegible y por fuera del renglón, entregó una tarea legible y dentro del renglón. El profesor puso una carita feliz en su tarea y reforzó verbalmente diciendo: Ha sido un placer corregir esta tarea tan cuidadosamente hecha Ricardo. En este caso  hubo una recompensa para omitir una conducta.

Un caso de reforzamiento negativo es: “Bárbara, cuya ortografía es muy mala, garrapatea una letra encima de otra cuando no está segura de cuál es la correcta. Su última redacción no contenía letras ilegibles.  El profesor la exoneró de sus tareas de limpieza del aula. En este caso hubo supresión por omitir una conducta.

En cualquier caso, si se hace esto, existen más probabilidades de que la conducta cambie al día siguiente, que si no se realizara ningún refuerzo.

Estas técnicas de condicionamiento operante pueden ser útiles en el momento de acompañar los procesos de aprendizaje de lecto-escritura de los niños y las niñas, en la medida en que reciban refuerzos positivos o negativos para fortalecer los avances y el desarrollo de las competencias.

Esta labor es importante desarrollarla tanto en el colegio como en casa, recuerda que la educación de nuestros hijos debe ser un trabajo en equipo entre la escuela, los padres, madres y cuidadores.

Hasta una próxima oportunidad.

Escuela de pequeños escritores: grandes beneficios. Lectura y escritura en la primera infancia.

En los programas de educación inicial, el desarrollo del aprendizaje de la lengua escrita es fundamental, el inicio temprano de este proceso abre a los niños y niñas un mundo de experiencias y oportunidades educativas, que harán que sus conocimientos estén más consolidados.

En Bogotá, se han realizado importantes congresos de lectura y escritura para la primera infancia, en donde expertos en el tema han hablado de los inmensos beneficios de estimular esta práctica desde una temprana edad.

En el 9o. congreso de lectura, realizado en el año 2009, se hace un muy buen resumen de los beneficios que trae a la primera infancia el desarrollo de actividades alfabéticas iniciales:

  • “Fortalecen el aprendizaje inicial de la lectura, la escritura y el logro académico en toda la escuela primaria (Wade, Moore y Tall, 2003; Wells, 1986; Scarbourough, 2002)”.
  • “Promueven conocimientos específicos del código escrito y de las formas de comprensión de los mensajes escritos (Vargas y Villamil, 2007)”.
  • “Motivan a los niños a aprender y a buscar de manera autónoma información que satisfaga la propia curiosidad (Collins, Svensson y Mahony, 2005)”.

En contraste con estos importantes beneficios, autores como Pérez e ICFES (2003), han realizado estudios a partir de los resultados des pruebas SABER, muestran que los niños y niñas sin suficientes oportunidades de aprendizaje de la lectura y la escritura en la educación inicial, tienen grandes deficiencias en la escuela primaria, como las que se señalan a continuación:

  • “No poder elaborar textos completos, sólo escribir oraciones”.
  • “No reconocer diferentes tipos de textos, dado el privilegio casi exclusivo del uso de textos narrativos con fines instrumentales”.
  • “No escribir textos con cohesión, ya que gran parte de lo que se revisa a los niños es sólo la coherencia”.
  • “Deficiencias en el uso y la comprensión de la función de los signos de puntuación”.
  • “No reconocer la intención comunicativa de los textos”.
  • “No establecer relaciones entre contenidos de diferentes textos”.
  • “No contar con los conocimientos suficientes para alcanzar un nivel de lectura crítica o que requiere de argumentación e intercambios dirigidos a otros”. (Tomado de las memorias del 9 congreso Nacional de Lectura: Los niños son un cuento. Lectura en la primera infancia. Fundalectura)

Vemos en estos resultados y análisis, la importancia de dar comienzo al aprendizaje alfabético temprano, ten en cuenta que los niños en los primeros 5 años de vida especialmente son esponjas y tienen una capacidad de aprendizaje que no se consigue en el resto de la vida.

Estimula adecuadamente a tus hijos, o a los niños y niñas que están a tu cargo, ten cuidado de suministrarles una educación inicial de calidad, ellos te lo agradecerán toda la vida.

Un abrazo y hasta la próxima.