3 aspectos que debes tener en cuenta para hacer una historia de vida

Existen múltiples técnicas y herramientas para la recolección de información en una investigación social de tipo cualitativo. Una de ellas es la historia de vida; esta constituye uno de los métodos…

Origen: 3 aspectos que debes tener en cuenta para hacer una historia de vida

Anuncios

3 aspectos que debes tener en cuenta para hacer una historia de vida

Existen múltiples técnicas y herramientas para la recolección de información en una investigación social de tipo cualitativo. Una de ellas es la historia de vida; esta constituye uno de los métodos que te permite acceder a la forma como las personas crean y reflejan el mundo social que les rodea. A través de la historia de vida se ofrece un marco simbólico e interpretativo de la experiencia humana a través de los relatos personales y el lenguaje.

Consiste en un relato largo donde la persona refiere su historia desde su propio punto de vista, realizado a partir de entrevistas profundas que el investigador motiva, utilizando grabaciones magnetofónicas, apuntes escritos, reconstrucción de la memoria con visitas a lugares, escenarios, fotografías, cartas etc. La historia de vida permite reconstruir la vida cotidiana del individuo y su marco ideológico y simbólico propio, el que se activa al resolver diversas situaciones del día a día.

Existen 3 aspectos que debes tener en cuenta en el momento de utilizar esta técnica de investigación:

PRIMERA. LOS CONTEXTOS DE VIDA

  1.  La historia de vida no constituye un relato objetivo de los hechos, es subjetivo y su importancia radica en que refleja fielmente como el sujeto ha vivido y percibido los hechos.
  2. Implica captar la totalidad de la experiencia significativa en la vida de un individuo, incluyendo sus amistades, sus relaciones familiares, las necesidades fisiológicas, los momentos críticos y los cotidianos, la forma de afrontar las situaciones, el cambio, las contradicciones, las ambigüedades,  las faltas de lógica, la inclusión y la marginación en su entorno.
  3. En la historia de vida se busca interpretar significados más que establecer causalidades, se trata de captar el sentido subjetivo que las cosas tienen para los individuos.
  4. El trabajo del investigador en una historia de vida no es pasivo, ni inerte, es un sujeto activo, dinámico, que interpreta, cuestiona y equilibra los hechos narrados a partir de su propia experiencia. Por esta razón contrasta el relato narrado por el sujeto con la cultura en la que este se inscribe, con los relatos de las personas significativas para el sujeto, como la familia, los amigos, los vecinos, los líderes de opinión.
  5. Una labor del investigador en la historia de vida es la reconstrucción y el seguimiento del hilo conductor, los momentos de crisis en los que este hilo se quiebra, las transformaciones de la realidad y las conexiones entre relatos y comportamientos.

SEGUNDA. LA ELECCIÓN DEL PROTAGONISTA

La historia de vida abarca la totalidad de la biografía de un individuo, desde la niñez hasta su proceso actual, la descripción de esos momentos claves, transformaciones, cambios, crisis, dilemas, contradicciones etc. En ese sentido es muy importante la elección del protagonista. La grandeza de la o el sujeto, puede estar en alguna característica especial, una gran riqueza en su experiencia biográfica o al contrario puede ser víctima de una marginalidad evidente; también aquellos personajes en los que se encuentra un gran eco de las grandes crisis y las nuevas fuerzas culturales presentes en la historia de una sociedad.

En realidad cualquiera de estos criterios de elección es válido, o cualquier otro que determine el investigador, de acuerdo a la orientación de su trabajo.

TERCERA. LA CONTRASTACIÓN Y SISTEMATIZACIÓN DE LA INFORMACIÓN

En la historia de vida, es muy importante realizar la confirmación de la información, el investigador la analiza a solas, con el fin de usarla como punto de partida de nuevas entrevistas e indagaciones. Para tal fin puede utilizar la confrontación como un control para verificar la veracidad del relato en las partes claves; se puede hacer comparando explicaciones, afirmaciones o redactando un primer borrador de la historia para presentarlo al sujeto, para aclarar posibles ambigüedades o errores. También se puede recurrir a hechos objetivos, libros, bases de datos, las entrevistas de otras personas, familiares, vecinos. Entrevistar al personaje en presencia de otros es una buena alternativa.

Para la sistematización de la información  es primordial el registro de datos, los que se pueden usar de varios tipos:

el básico: notas tomadas a lo largo de las entrevistas, grabaciones;

temático: apuntes, descripciones, reflexiones y/o ensayos;

logístico: cuaderno o diario de campo, se describen dificultades encontradas, acontecimientos que pueden enriquecer la interpretación, reflexiones personales etc.;

complementarios: consultas técnicas, especialistas, referencias, etc.

En otro artículo publicaré algunas plantillas para el registro de la información.

Si te fue de utilidad esta información te invito que comentes o compartas este artículo.

Hasta una próxima oportunidad.

 

 

 

 

 

 

6 ELEMENTOS QUE DEBES TENER EN CUENTA PARA ORGANIZAR LOS TEXTOS DE CONSULTA EN TU INVESTIGACIÓN

Uno de los retos más importantes que tienes cuando estás haciendo tu investigación o tu trabajo de grado (a parte de escribir con muy buena ortografía), es focalizar muy bien las fuentes secundarias o documentos que consultas. Generalmente son bastantes – un profesor de investigación social de la universidad de La Salle de Colombia, solía decirme, que debía consultar mínimo 50 textos-.

Es por esto que uno de los retos más importantes, es organizar esta información, y sobre todo, extraer los elementos relevantes para el tema de investigación presentes en cada uno de los documentos consultados. Para tal fin, puedes seguir las siguientes recomendaciones dadas por el profesor Alfonso Torres Carrillo en su libro “Estrategias de Investigación Cualitativa“.

  1. Estudiar y definir los elementos de información que la pieza documental te ofrece.
  2. Extraer en tarjetas de trabajo los diferentes elementos hallados que consideras necesarios para realizar tu investigación. (Para identificar estos elementos, puedes extraer las partes que fueron señaladas o tienen alguna relación con tu hipótesis, o aquellas que le dan extensión, profundidad, certeza y valor indispensable).

Cuando hallas precisado estos elementos (ideas, juicios, nombres de personas, lugares,  acciones, fechas, cifras, etc.), puedes formular tus fichas de trabajo. Para ello, puedes señalar los siguientes elementos:

  • Encabezamiento: descripción breve del contenido informativo de la tarjeta.
  • Descripción, que incluye la categoría documental (carta, nombramiento, relación histórica, edicto, ley, juicio, pleito); procedencia (autor o autores), destinatario (si lo hay), fecha o fechas, lugar de expedición y contenido (literal, textual o resumido); brevemente debe indicarse el contenido del documento, la sustancia o tipo de información que encierra. Si optas por la transcripción literal, es muy importante que en tu ficha la coloques en comillas, a su lado indiques la información necesaria para hacer la referencia bibliográfica y las respectivas citas, de esta manera, tendrás todo lo necesario, sin que tengas que volver al documento o texto.)
  • Localización o institución en que se encuentra: archivo, ramo, legajo, volumen, caja, expediente, folios.
  • Observaciones: puedes usarlas o no, se trata de comentarios propios del investigador en torno al documento.

Esta es a penas una de las técnicas que puedes utilizar, son tarjetas, sin embargo existen muchas otras en las que ahondaré en otros artículos.

Espero que esta información halla sido útil, te invito a dejar tus comentarios. Hasta una próxima oportunidad y suerte con tu trabajo.

Recuerda siempre escribir todo con muy buena ortografía.

 

 

 

 

 

7 partes que debes tener en cuenta para escribir un buen ensayo

Para escribir un buen ensayo, lo primero que debes hacer es conocer cuál es la estructura que compone un escrito de este tipo y que se incluye generalmente en cada una de las partes:

1. Portada: la portada se presenta de acuerdo a las normas técnicas que se vayan a               aplicar para la realización del  ensayo, generalmente estas son normas ICONTEC o normas APA. Debajo se anexa un link para descargarlas de manera gratuita. En general, en la portada lleva el nombre de la institución, título del ensayo, autor, nombre del curso y del profesor que lo imparte, fecha y periodo lectivo.

NORMAS APA 2016

NORMAS ICONTEC 2016

2. Resumen y palabras clave: son utilizados, especialmente, cuando es un ensayo que           se quiere publicar, o que tiene un sentido científico. En el resumen se describe en pocas       palabras de que se trata el tema. En las palabras clave se enuncian los términos que               destacan el contenido del ensayo.

3. Indice: se refiere al contenido del ensayo, este puede ser automatizado de acuerdo a su     extensión, en word se encuentra esta función.

Cómo automatizar una tabla de contenido en word

4. Introducción: tiene la función de vincular al lector en el tema que se va a desarrollar, para escribir la introducción se puede empezar contando a los lectores de que se trata, porqué es importante, cuál ha sido la motivación para tratarlo, que aportes se van a realizar en el ensayo y cuál es su estructura. En la introducción se incluye el problema de investigación (cuando responde a este tipo de ensayo), el objetivo general y el planteamiento hipotético. Igualmente, se incluye la perspectiva teórica con la que se aborda el tema de estudio.

5. Cuerpo del ensayo: es donde se desarrolla el tema, allí se debe exponer con claridad la idea central. Esta se argumenta basándose en la literatura estudiada. En este apartado se ofrece una explicación suficiente del tema, se exponen los argumentos, se generan discusiones entre autores y se demuestra o falsea la hipótesis inicialmente planteada, a partir de estas discusiones. Es muy importante tener en cuenta que en un ensayo se busca producir más conocimiento sobre el tema, por esto es necesario incluir el punto de vista del autor; teniendo siempre en cuenta los fundamentos existentes en la literatura y la realización de las respectivas citas, para no constituir plagio.

6. Conclusiones: las conclusiones tienen una función de síntesis, en ellas se puede colocar el resultado de las discusiones sobre el argumento principal, y las ideas que se derivaron del estudio realizado. También se pueden incluir recomendaciones sobre el tema. Es importante que la conclusión no sea una repetición de lo ya dicho, sino más bien que presente los principales resultados derivados de la demostración o falseamiento de la hipótesis.

7. Bibliografía: en ella se nombran todos los libros, artículos, páginas web que fueron consultados. La estructura de la introducción depende de las normas técnicas que se estén utilizando.

 

 

GERUNDIOS INDEPENDIENTES

Los gerundios independientes, son aquellos que sin necesidad de estar acompañados de un verbo auxiliar, tienen sentido completo.

Existen varias clases a saber:

  1. Gerundios exclamativos, interrogativos e imperativos: tienen en común su entonación marcada o enfática. Por ejemplo: ¡Gabriel Reacciona!, son propios del lenguaje hablado e informal.
  2. Gerundios epigráficos:  aparecen en los pies de foto y en los títulos de libros o de cuadros. Estos gerundios ayudan a explicar con palabras lo que está pasando en la imagen que se muestra. Por ejemplo: “Saliendo del matrimonio de mi hija” (ubicado en el pie de una foto)
  3. Gerundios narrativos:  También tienen el nombre de gerundios históricos. Los nombres vienen del amplio uso de este tipo de gerundio en narraciones que expresan acciones del pasado.

Te invito a realizar tus comentarios o colocar me gusta sin este post ha sido útil para ti.

GERUNDIOS NO PERIFRÁSICOS

Ida Svensson, realizó una interesante investigación acerca de la traducción de los gerundios al sueco. En este texto, presenta de manera general el concepto de los gerundios perifrásicos.

Son verbos que funcionan en algunos casos como adverbios y en otros como adjetivos predicativos, en los primeros casos modifican al verbo o a la oración y como adjetivos predicativos modifican al verbo y al sustantivo.

Los usos en el español son bastante variados, según Marina Fernández Lagunilla (en GDLE, 2000: 3454) pueden tener los siguientes significados:

1. coetaneidad: Estando contigo no tengo miedo.

2. modo o medio: Viajando se aprende mucho.

3. condición: Pintándose un poco menos tendría más éxito.

4. causa: No teniendo nada que hacer nos fuimos al cine.

“En la mayoría de los casos, en los que el gerundio tiene uno de los significados mencionados en el párrafo anterior, es posible usar una oración subordinada en vez del gerundio: Cuando estoy contigo no tengo miedo”. (Falk & Sjölin, 1989: § 263).

GERUNDIOS PERIFRÁSICOS

En este post, tratare de explicarte con la mayor claridad, en que consisten las perífrasis de gerundio. Primero, quiero citar la definición de perífrasis verbal, mencionada en un artículo de Mar Garachana Camarero de la Universidad de Barcelona:

“Una perífrasis verbal es una combinación de dos o más formas verbales que funcionan como un solo predicado. En español, las formas verbales que constituyen las perífrasis a menudo van enlazadas por un elemento gramatical que es o bien una preposición —a o de, de manera habitual—, o bien el nexo que”.

Un ejemplo de una perífrasis verbal es: “hay que hacerlo”, esta perífrasis está formada por los verbos haber y hacer y está unida por el nexo que.

Ahora bien, especificaré a continuación como se da la perífrasis en el gerundio.

Según Yllera (en GDLE, 2000: 3395-3396), una perífrasis de gerundio se forma por un verbo auxiliar conjugado y un gerundio (forma no conjugada), es requisito indispensable que conformen una sola unidad verbal. La perífrasis está determinada por la base léxica del gerundio y no por el verbo auxiliar, debido a esto, el sujeto del auxiliar debe coincidir con el sujeto referencial del gerundio.

Existen tres puntos que son claves para que exista una perífrasis de gerundio:

  1. Que el gerundio posea carácter verbal y no adverbial o adjetival.
  2. Coincida el sujeto del gerundio con el sujeto del auxiliar.
  3. No existan complementos que modifiquen exclusivamente el auxiliar.

Son muchos los autores que han escrito sobre este tema y no todos se han puesto de acuerdo en determinar cuáles son los verbos auxiliares que pueden ser perifrásticos.

Para solucionar en alguna medida este tema, se han creado dos grupos de criterios, con el fin de hacer más claras la perífrasis verbales del gerundio:

a. El primer grupo corresponde a los estrictamente semánticos (estar, andar, ir, venir y llevar + gerundio. Los verbos seguir, continuar etc. + gerundio son considerados como semiperífrasis.)

b. El segundo grupo corresponde a los sintácticos (además de estar, andar, ir, venir y llevar+gerundio, también acabar, seguir, continuar, terminar, empezar y comenzar+gerundio. No se considera perífrasis a los verbos quedar(se) y salir+gerundio, esto se debe a que estos verbos admiten muy pocos gerundios.)

Espero que haya quedado claro el tema, me gustaría saber si este post ha sido de utilidad para ti. Te invito a dejar tu comentario. Un abrazo.

 

 

LOS PÁRRAFOS. Cómo organizarlos para conseguir una buena redacción.

A continuación te presento un aparte del libro Manual para Trazar Ideas de la Dra. María Cristina Duque Henao, pg. 43. Este nos ilustra muy claramente la importancia de los párrafos en la escritura creativa.

“Los textos están formados por párrafos. Usualmente un párrafo expresa una idea principal y, alrededor de ésta, se construyen otra serie de ideas que la explican. Por lo general, la idea principal se encuentra al principio del párrafo, pero a veces cambia de lugar; la vemos, entonces, ubicada en la mitad, al final o bien esparcida por todo el párrafo. Por eso se dice que el estilo del escritor (su carácter y temperamento) determina la ubicación de la idea principal. Hay ocasiones, sin embargo, en las que esta idea se encuentra hasta en dos párrafos seguidos, pero como lo que se pretende es la máxima comprensión del texto, lo ideal es que se exprese una sola idea por párrafo.

http://rcm-eu.amazon-adsystem.com/e/cm?t=aprenderesc07-21&o=30&p=13&l=ur1&category=libros&banner=16R3XS8RQ89N3YJR4B02&f=ifr“>http://rcm-eu.amazon-adsystem.com/e/cm?t=aprenderesc07-21&o=30&p=13&l=ur1&category=libros&banner=16R3XS8RQ89N3YJR4B02&f=ifr

Es así como, normalmente, un texto está formado por varios párrafos. De acuerdo con los que desean plantear, se dividen en párrafo de introducción, de transición o enlace de conclusión.

El párrafo de introducción es el que da la bienvenida; por eso, en él se encuentra, entre otros, el planteamiento del tema, su importancia, el método empleado para explicar el tema, la clase de público a la que va dirigido y/o los objetivos que pretende lograr es escritor con su texto.

El párrafo de transición (o de enlace) se encarga de hacer agradable la visita al texto; por eso es corto y carece de idea principal. Es el que se encarga de dar cohesión al texto, por ejemplo ampliando lo dicho en el párrafo de introducción, haciendo el resumen antes de desarrollar una nueva idea o bien indicando lo que se planteará a continuación. Este párrafo de transición puede convertirse en varios párrafos cuando el escritor se emociona y va explicando, detalladamente, la idea principal.

El párrafo de conclusión tiene la responsabilidad de una despedida agradable. Prepara al lector para indicarle que el texto va a llegar a su fin. Como las despedidas son tristes, puede tomarse uno o varios párrafos. En el último párrafo, el escritor describe lo que ocurre con la historia”.